Follow by Email

domingo, abril 11, 2010

un dedo en el agua

si pones el dedo en mi piel de agua, dices, las ondulaciones son ligeras, apenas perceptibles. y, sin embargo, yo siento la piel agitada.
no bullo, es cierto. me vuelvo paciencia.
una paciente agitación me permite vivir este día, y el de mañana. ¿y si fuera cierto que así se hace el amor?
creía tener un tester (diría, el flaco), creía tener unos contornos, unos mínimos, unos máximos. pero ningún borde adapta, y estoy serena. y soy contenido, nada más que contenido, nunca continente. un útero de piel de agua. de agua de estanque.
pura identidad, me dices.